El Molino de Anguitard - Chasseneuil du Poitou - Chasseneuil du Poitou

Una construcción del siglo XIX, en pleno corazón de las actividades culturales y náuticas.

La imponente silueta del Molino domina el río Clain y su valle deja huella en el paisaje del centro de la villa. Rodeados de agua, el jardín verde y su quiosco lleno de flores situado en el extremo de la isla impregnan el lugar de un ambiente relajante.

Moulin d'Anguitard
impasse du moulin d'Anguitard
86360 Chasseneuil du Poitou

HISTORIA DEL MOLINO

Edificado en el siglo XIX, el edificio sirve para moler trigo gracias a la energía hidráulica. El acceso al molino siempre se realiza a través del viejo puente llamado «romano». Construido hacia el 1850, se trataba de un molino con cilindros hidráulicos y a vapor para la producción de harina panificable. Una gran rueda situada en el interior del edificio suministraba un 50 % de la energía y el resto se obtenía mediante unas turbinas, a vapor en un primer momento y, más tarde, eléctricas. El volumen de fabricación se dispara a partir de 1945, llegando a alcanzar los 100 quintales de harina diarios. La fábrica de harina aprovisiona las regiones francesas con carestía de cereales y exporta varios vagones de harina cada semana en dirección a Ucrania, arrasada por la guerra. La actividad industrial cesa en la década de 1970. Antes del molino de Anguitard existía, frente al lavadero, el pequeño molino de Anjoumard, accesible a través de un puente de madera con pilares de piedra desde la calle de la iglesia.

UN MOLINO EN PLENO CORAZÓN DE LAS ACTIVIDADES CULTURALES Y NÁUTICAS

Elemento que forma parte del logotipo de Chasseneuil du Poitou, el molino es actualmente el centro de las actividades culturales y de ocio municipales.

La presencia en sus muros de estructuras asociativas y municipales convierten al molino en un eje cultural municipal indispensable: los habitantes del lugar dedican cada día y durante todo el año tiempo a la música, el baile, el teatro, la poesía, la pintura o las manualidades en este lugar.

La sala de honor recibe cada año una decena de exposiciones artísticas abiertas al público (pintura, escultura, fotografía, etc.).

LaOficina de Turismo organiza cada año las Jornadas del Patrimonio que animan y ponen en valor el Molino de Anguitard: durante estas jornadas, se celebran exposiciones o talleres artísticos, demostraciones artesanales, conciertos musicales intimistas, de teatro callejero y otras actividades lúdicas para todos los públicos (juegos de madera, paseos en pony, etc.).

UN LUGAR DEDICADO A LA CANOA/EL KAYAK

El Canoë Kayak Club de Chasseneuil du Poitou (CKCCP) desarrolla sus actividades náuticas en las márgenes del Clain cercanas al Molino de Anguitard: en temporada estival, el CKKCP propone al público el alquiler de canoas o kayaks. Cada miércoles de los meses de julio y agosto, también se organizan desde el Molino salidas nocturnas dirigidas por el río "Clain".

La Oficina de Turismo de Chasseneuil a su servicio